fbpx
April 12, 2021

Tu morfología y tu vestir (parte II.)

Dressium-tu-morfologia-y-tu-vestir-parte-ii-1

Identifica tu tipo de cuerpo sin sugestionarte por estereotipos de moda.

En el primer artículo de Tu Morfología y tu Vestir Parte I, te hablamos de lo que es la morfología o tipología de tu cuerpo y por qué aceptarte y no compararte con otras chicas, las cuales, lo único que tienen en común contigo es !belleza y perfección!

 

Tal como te lo prometimos, en esta oportunidad te hablaremos de los tipos de cuerpo y sugerencias globalizadas de cómo estilizar, resaltar, reducir características o proporciones de tu figura a la hora de seleccionar prendas de vestir. Nuestra intención es que logres identificar tu tipo de cuerpo sin sugestionarte por estereotipos de moda. Recuerda que ¡Tú decides!

Dressium Identifica tu tipo de cuerpo

Morfología corporal.

 

Reloj de arena:

Es un cuerpo que se caracteriza por tener las mismas proporciones en busto y cadera. La cintura es muy definida. “Las mujeres con este tipo de cuerpo pueden vestir casi todo tipo de prendas a excepción de las muy ceñidas.”

Rectángulo:

Misma proporción en busto, cadera y cintura. Es un cuerpo más lineal. “Para que la cintura pase desapercibida a la vista de todos, se deben destacar los hombros con prendas de volumen o vuelos, chaquetas con hombreras… de lo contrario, usar  faldas corte ‘A’  para hacer la cintura un poco más pequeña.”

Triangular:

Mayor volumen en las caderas, hombros finos, poco busto. “Usar prendas con volumen o vuelos en la parte superior para equilibrar con el volumen de las caderas, no usar pantalones entubados o muy ceñidos.”

Ovalado o Manzana:

La parte más voluminosa del cuerpo radica en la cintura. “No usar trajes ajustados, usar prendas con líneas verticales para estilizar la figura, descartar los estampados grandes y acentuar colores oscuros en la parte superior del cuerpo.”

Triángulo invertido:

Volumen en la parte superior, espalda ancha, poco grosor en las caderas. “Usar pantalones con bolsillos a los lados, en la parte de atrás y prendas con estampados en la parte inferior.” La comodidad que sientas a la hora de vestir es lo que cuenta.

El cuerpo perfecto es el tuyo porque lo asumes y lo quieres. ¡Tu actitud prevalece!

Sólo tú tienes la libertad de elegir y disfrutar ese vestido que desees, no te detengas por estereotipos recordando siempre:
¿Quién eres? y ¿Qué te hace sentir cómoda y segura? en cada momento y sobre todo en los más importantes de tu vida.